Efectivamente, puedes contratar el servicio de limpieza cuando te vaya bien, siempre con 48 horas de antelación para que podamos coordinar el servicio.